Joven ganó tutela a colegio privado que no le permitiría graduarse



Una juez de reparto del Distrito Judicial de Barranquilla falló una tutela en favor de un joven quien fue sancionado con la No participación en la Ceremonia de graduación.


Luego de un litigio el joven Alfonso Ávila Manzur podrá asistir a la Ceremonia de Proclamación de su grado de bachiller, la cual tendrá lugar el próximo sábado 11 de junio en las instalaciones del British International School, caso este que revive el debate sobre los límites que tienen las instituciones educativas públicas y privadas para castigar conductas que en su Manual de Convivencia consideran no apropiadas.


Lo anterior se genera a raíz de un altercado que tuvo lugar al interior de las instalaciones de este claustro educativo hace unos meses y en el cual se vió involucrado el estudiante Àvila Manzur por defender a su hermano menor de las agresiones de otro estudiante mayor que éste, mientras tenía curso un partido de fútbol. Los jóvenes Ávila Manzur son estudiantes del mencionado colegio desde temprana edad.


Ante esta situación se pronuncia el abogado Luis Carlos Fernández Siado, quien -en representación de sus padres- lo atendió en lo Administrativo ante la institución educativa y ante las autoridades administrativas de Puerto Colombia (Atlántico): "las directivas de esta institución educativa privada, acogiéndose a su manual de convivencia pero violando los derechos del estudiante, deciden sancionarlo con la no asistencia a clases durante varios días. Sanción ésta en aplicación a los reglamentos, los cuales fueron violados flagrantemente pues no se respetó ni el debido proceso ni el derecho a la defensa, reglados por nuestra Constitución tanto en lo judicial como en los procedimientos administrativos. No satisfechos con esto, lo vuelven a sancionar pretendiendo marginarlo de la ceremonia de Proclamación de su grado de bachiller, violando igualmente el debido proceso, el derecho a la defensa y el no deber ser sancionado dos veces por los mismos hechos".


Al sentirse vulnerado y afectado, el estudiante impetró una Acción de Tutela por conducto del buffet de abogados Borda-Tapia, la cual fué promovida por el abogado Roberto Tapia Ahumada, quien actúo como apoderado judicial del joven Alfonso Ávila Manzur, contra el colegio British International School, por la "presunta violación de los derechos fundamentales al Debido Proceso y a la Defensa, vida, consagrados en nuestra Carta Constitucional". A lo cual, en días anteriores, el Juzgado Diecisiete de pequeñas causas y competencia múltiple de Barranquilla le dió la razón al joven e impuso la sanción a la institución educativa de revocar dicha "sanción" y obligar al colegio a que el joven estudiante sea partícipe de la ceremonia de Proclamación.


Finalmente el abogado Luis Carlos Fernández Siado, expresa que "es de anotar que tanto la Personería, como la Secretaria de Educación, la Comisaría de Familia y la Secretaria de Salud de Puerto Colombia de manera sigilosa y pronta tomaron cartas en el asunto y se propusieron hacerle seguimiento a este caso para también observar el desarrollo de la violencia escolar, el "bullying" y la correcta aplicación de los manuales de convivencia y sus procedimientos en las diferentes instituciones educativas, tanto públicas y privadas de su jurisdicción". Y concluye: "lamentablemente, he observado que estos hechos se presentan con más énfasis en ciertos colegios públicos; y, en algunas ocasiones cometidos por uno que otro docente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages